12 cuentos policiales de verano (y su moraleja) chicas amore mio

—  

12 cuentos policiales de verano (y su moraleja) chicas amore mio

Diversos cuentos policiales cortos interesantes, junto con una reflexion final an estilo sobre moraleja.

Laura Ruiz Mitjana

Los cuentos son historias relativamente cortas, que narran muchas trama o ocasion. Generalmente los cuentos “esconden” una moraleja final, es decir, un estudio que resolver, repleto sobre valores.

El ladron de abrazos salia a la calle todo el mundo los dias, dispuesto a meterse en vi­a sobre cualquiera pareja de seres que estuvieran abrazandose. Aunque se mostraba tan molesto que los usuarios procuraba nunca tocarse en publico, por En Caso De Que acaso.

Esto nunca gustaba al ladron sobre abrazos, asi que tenia que investigar la reparacion. Lo que hacia el ladron de abrazos cuando nunca conseguia meterse en ninguno era atracar un establecimiento repleto sobre publico. Le daba igual que fuera un banco, un hipermercado o un hospital.

El ladron de abrazos entraba en el sitio escogido con un porra desplazandolo hacia el pelo decia

-?Esto es un atraco! ?Abran las brazos En caso de que desean llevarse un buen porrazo!

Desplazandolo hacia el pelo los consumidores abria los brazos. Y el ladron sobre abrazos iba individuo por individuo buscando un achuchon Incluso que oida las sirenas y salia circulando, dichoso asi­ como satisfecho sobre encontrarse visto tantos abrazos en un ratito.

Un conmemoracion el patron de policia decidio que Ahora era hora sobre interrumpir esa oleaje sobre atracos absurdos. Pero nunca podia detener al ladron sobre abrazos, asi que penso en un enmienda.

El lider sobre policia reunio a un conjunto sobre voluntarios y no ha transpirado les conto su plan. a todos los parecio bien y pasaron a la accion.

El jerarca sobre policia coloco un Ya en flirt pagina de contactos la calle con un enorme cartel que decia ‘Abrazos Gratis’. Un opcional se ponia a dar abrazos a otros muchos voluntarios Con El Fin De cautivar la interes de el ladron sobre abrazos.

Cuando el ladron de abrazos vio a aquello fue corriendo, oportuno sobre conseguir abrazar a alguien sin molestar.

-Si quieres puedes sustituirme cuando desees -le dijo el espontaneo que le dio el abrazo. -?Si, si, por favor!

Y no ha transpirado de este modo fue igual que el ladron de abrazos dejo molestar a los consumidores de la localidad que, agradecida, pasaba por el ya que de abrazos gratis para que el ladron estuviera divertido asi­ como feliz".

Moraleja

Pero un abrazo sea un acto de simpatia, no es perfecto hacerlo an individuos desconocidas que quizas nunca lo quieren. A veces la opcii?n mi?s conveniente es indagar desplazandolo hacia el pelo estar seguros de que ese acto de apego sera bien recibido.

2. La vivienda abandonada

Alguna cosa que volvio a suceder unas noches despues. Gracias a la camara, la policia pudo examinar quien era el culpable asi­ como aviso a nuestro Caco, para que identificara a su ladron.

Cuando el video comenzo a funcionar, el Caco Malako, se quedo extremadamente sorprendido, el ladron sobre su morada, era el novio igual. Algunas noches, se levantaba sonambulo asi­ como escondia todos los objetos de su morada, junto a los que habia ido sisando a lo generoso de el tiempo".

Moraleja

La moraleja de este relato policial es que todo el mundo nuestros actos poseen efecto, y que a veces el mismo oponente somos nosotros mismos.

4. Paredes invisibles

“Los oficiales Roberto Andrade e Ignacio Miranda se dirigieron a la pequena casa ubicada en un barrio sobre especie media alta de la ciudad.

Han sido destinados an investigar dentro de ella, por motivo de que se encontraban investigando sobre un fraude fiscal enorme, arti­culo de la corrupcion que habian perpetrado unos miembros de el consistorio.

A eso de estas seis sobre la tarde, los policias llegaron a la vivienda. Traian consigo una disciplina procesal que les permitia entrar seas cuales fueran las situaciones.

Para empezar, Andrade y no ha transpirado Miranda tocaron la camino. Nadie contesto. Volvieron a manosear y no ha transpirado escucharon unos pasos. La linda viejecita les abrio la puerta. Los policias, amablemente, le explicaron la etapa y las razones por las cuales tenian una equilibrio sobre cateo Con El Fin De entrar a la residencia.

La senora entendio la condicion si bien les explico que la novia no tenia ninguna contacto con los usuarios investigadas y no ha transpirado que no las conocia. De todo modo los oficiales debian entrar, algo que la senora acepto.

Posteriormente, los dos policias comenzaron a registrar la hogar. La anciana les indicaba que nunca iban a hallar nada, ya que la novia era la unica que vivia en esa residencia desde que enviudo. Sin embargo, en el menor momento interrumpio la labor policial.

?Parece que no vamos a dar con nada, Ignacio ?le dijo Roberto Andrade. ?No se percibe ningun indicio de dinero escondido, tal desplazandolo hacia el pelo como las investigaciones indicaban. Creo que lo cual es un fiasco ?le contesto.

Para terminar, los oficiales salieron al genial huerto trasero sobre la morada, que a la vez era un parque con bastantes arboles.

??Recuerdas que el senor Vallenilla, alguno de los investigados en la trama, es enamorado de los bonsais? ?le pregunto Miranda a Andrade. ?Ciertamente. Es certeza.

Etiquetas

Sobre el autor

Endika Nuñez Larrañaga

Endika Nuñez Larrañaga

Ingeniero y analista de datos. Creador y editor de TheElectoralReport.