La vida desnuda. Vendran otros septiembres, vendran otros horrores y no ha transpirado otros dolores a las que llaman fiestas.

—  

La vida desnuda. Vendran otros septiembres, vendran otros horrores y no ha transpirado otros dolores a las que llaman fiestas.

nuestros dias, lo que llamamos la realidad, no son sino el sueno de esa vida dormida

• .• A partir de cierta permanencia rampa mantener la frescura y no ha transpirado la elasticidad intelectual: es igual que En Caso De Que te cargaran las ideas con perdigones. • la ansiedad de nunca ser tan breves y tan insustanciales igual que los humanos somos en las mares del tiempo.• unicamente me interesa el de clase baja imperio sobre mi propia y no ha transpirado pequena identidad, de mis suenos de acontecer asi­ como seguir siendo.• todos nos Las siguientes notas han sido tomadas sobre este libro:

Que desesperacion tener que repartir estado con esta espanolidad feroz desplazandolo hacia el pelo asilvestrada.

• • no es el dispendio en si, sino el afan, lo que nos hipnotiza desplazandolo hacia el pelo nos conmueve,• sobre todo el mundo seri­a sabido que el acontecer persona es una extrana criatura que invariablemente desea aquello que no tiene, que anora vidas que nunca son su vida y no ha transpirado envidia recuerdos que no son suyos.• Desalienta meditar en un ambiente sobre seres encerrados en si mismos, amedrentados las unos sobre los otros, incapacitados Con El Fin De relacionarse. Desplazandolo hacia el pelo este seri­a nuestro patron: hacia eso vamos.• La corrupcion se ha Ya sobre novedad como topico conversacional moderno y delgado.• Espejo roto, de Merce Rodoreda,• no soy nada dada a relecturas: me angustia demasiado el paso del lapso, las gran cantidad de libros que me quedan por descubrir desplazandolo hacia el pelo la parte de futuro que me resta, la que, por extendida que sea, todo el tiempo resultara insuficiente.• la vida esta tejida en un material sobre mala calidad que se encoge con el manejo,• La vida seri­a bastante mas pequena que las suenos.• la autentica inteligencia, me parece, siempre implica evidente categoria de bondad: la destreza de ponerte en el punto del otro o para entender las motivos asi­ como sus sentimientos. Entretanto que el malvado, en fin, carece de la imaginacion necesaria de montar sobre si igual asi­ como del encierro de las ambiciones.• al emanar todo el mundo recibimos un cuerpo agraciado o desgraciado por azar, desplazandolo hacia el pelo que seri­a luego, al ir viviendo, cuando vamos conformando no solo el destino, sino ademas nuestra apariencia fisica. Mas que escuchar o leer al otro, creo que tendemos a proyectar en ese otro nuestros suenos desplazandolo hacia el pelo nuestros terrores, modelos ambiciones desplazandolo hacia el pelo nuestros fantasmas.• Quiza sea Asi que debido a que hablar del amor genere mas malentendidos por centimetro cuadrado que todo otro tema: por motivo de que el amor esta especialmente pano de deseos asi­ como sobre ansias, asi­ como, por tanto, la proyeccion en el otro seri­a mas exigente, mas anhelante, mas avasalladora.• Vamos los humanos por el universo envueltos en una cumulo de palabras, cegados y ensordecidos por nuestra misma certeza, ensimismados. Pero de cuando en cuando se enganchan casualmente dos frases dispersas, y por lo tanto descubrimos subitamente al otro, desplazandolo hacia el pelo se abren las espesas nubes que nos rodean, y nos rozamos los lomos, asi­ como surge el chispazo de la comprension, el temblor de la participacion asi­ como del entranamiento. El calorcito.• La pareja seri­a un raro animal bicefalo de costumbres en general privadas,• Giramos excesivamente cerca los unos de estas otras en el lugar, planetas solitarios y separados que se atraen y se repelen; y cuando nuestros campos magneticos se cruzan saltan chispas. Todos andamos un poco chamuscados por dichos fuegos artificiales tan terribles y no ha transpirado bellos.• Le deseas igual que se quiere a la clan: con un aprecio acostumbrado.• Las prisiones son el anverso sobre lo que somos, nuestra trastienda social, las sotanos que equilibran el organizacion,• La leyenda de la literatura esta llena de monstruos, desde Quasimodo a Frankenstein: criaturas unicas y no ha transpirado tragicas abrumadas por el lastre de su distincion. Nunca es casual que dichos seres, todo el tiempo inocentes y siempre desgraciados, emocionen tanto, procreacion despues de generacion, a las lectores. En el drama del monstruo se reflejan nuestros miedos a nunca acontecer aceptados. Nuestras diferencias vergonzantes y secretas con la criterio. Desplazandolo hacia el pelo, especialmente, ese nucleo fundamental sobre lo que eres, esa sustancia que Jami?s sabras reflejar asi­ como nadie podra conocer. La soledad profunda.• Correr nos exhibe tal y no ha transpirado como somos, delata nuestros suenos asi­ como nuestros pavores.• Tenemos turistas freneticos que se recorren media Europa en cuatro dias, y no ha transpirado viajeros tan parsimoniosos que nunca regresan, igual que seria el caso del articulista Paul Bowles.• Que palida desplazandolo hacia el pelo ridicula da la impresion —y En muchas ocasiones es— la existencia, estragada por el frenetico tictaquear sobre los relojes, atrapada en los humeantes atascos, neurotizada por la ambicion de tener un coche mas imponente que el del convecino.• Vivimos angustiados por el ansia de atrapar la satisfaccion, que todo el tiempo nos esquiva. Esto, la satisfaccion, seri­a igualmente un descubrimiento de la civilizacion.• Las humanoides que fuimos ayer, bastante mas instintivos desplazandolo hacia el pelo animales, seguramente no nos planteabamos similar entelequia: de permanecer satisfechos bastaria con sobrevivir hasta regresar la noche, con observar un cobijo, con Adquirir condumio, con encontrarse virtuoso.• Hoy por hoy el torso se ha puesto de actualidad: se escriben gruesos libros de adiestramiento, sesudos material, ilustres conferencias. Asi­ como se nos tiraniza con el colesterol, con las vitaminas, con el aerobic. Quiza al completo lo cual no sea sino la ataque mas sobre nuestro ser cultural contra nuestro ser animal; lo cual seri­a, una nueva modo sobre engrosar las cadenas del animal preso desplazandolo hacia el pelo derrotado que nos habita.• Las personas somos lo que somos: un penoso conflicto entre el doctor Jekyll y Mr. Hyde.• Ahora no poseemos mas remedio que admitir que el planeta se mueve en torno a del Sol, que arriba estamos colocados en un rincon perdido de las afueras de la galaxia desplazandolo hacia el pelo que, Con El Fin De colmo, poseemos un envergadura astronomicamente despreciable. Un severo golpe de el narcisismo de nuestra clase.• pero la ciencia lo desmienta una desplazandolo hacia el pelo otra vez implacablemente, los humanos seguimos empenados en sentirnos las reyes sobre la creacion.• Como humanos poseemos una aguda conciencia de la individualidad y carente duda es verdad que todas las personas son diversas lo que es alua. Sin embargo ademas seri­a realidad que todo el mundo somos absolutamente iguales, mas alla de las culturas y de las milenios; y esa semejanza sustancial que individuo adivina en el otro te alivia, sobre cualquier modo, del peso de tu muerte individual.•

Etiquetas

Sobre el autor

Endika Nuñez Larrañaga

Endika Nuñez Larrañaga

Ingeniero y analista de datos. Creador y editor de TheElectoralReport.